La cirugía de nariz es una de las operaciones más demandadas tanto por hombres como por mujeres en nuestro país. Desde hace unos años esta demanda se ha visto afectada por la aparición de un tratamiento innovador sin cirugía conocido como Rinomodelación, el cual ha despertado serias dudas entre la población sobre qué tratamiento elegir: Rinoplastia o Rinomodelación. Esta cuestión nos sugiere una pregunta: ¿Ofrecen ambos tratamientos la misma solución? ¿Se puede evitar una rinoplastia con una rinomodelación? ¡Se lo contamos!

Rinoplastia

La rinoplastia es un tipo de cirugía plástica destinada a modificar la nariz y su estructura, adaptándola al resto de facciones de la cara, mostrando así un conjunto más armónico y estético, o bien reparando defectos de desviación de tabique y defectos tras lesiones o accidentes.

Esta intervención consiste en modificar el esqueleto óseo de la nariz con el objetivo de que la piel se adapte al nuevo cambio y se obtenga la forma deseada por el paciente.

El fin de la rinoplastia no es crear o copiar una forma preestablecida, si no que la nueva estética de la nariz se integre de manera natural con en el resto del rostro creando un equilibrio armónico entre las distintas estructuras de la cara.

¿Para quién está indicada la rinoplastia?

El perfil de paciente indicado para una intervención de este tipo, es una persona que necesite realizar cambios importantes en la estructura, forma, ángulo o tamaño de su nariz, y asea de la punta toda o de todo su conjunto. También se indica esta operación a pacientes que presenten cierta dificultad al respirar o que requieran cambios en el tabique nasal.

rinoplastia o rinomodelacion

Rinomodelación

La rinomodelación es una técnica medico estética que consiste en mejorar la forma de la nariz a través de infiltraciones de productos de relleno, como el ácido hialurónico o el metacril. La aplicación de este relleno en diferentes puntos de la nariz produce un levantamiento mecánico, que permite un cambio inmediato de su ángulo o forma, obteniendo una forma más respingona o un caballete recto.

¿Para quién está indicada la rinomodelación?

La remodelación de la nariz sin cirugía se recomienda a aquellos pacientes que deseen corregir únicamente pequeñas o moderadas imperfecciones de su nariz sin implicar ninguna modificación en su estructura interna. Por ejemplo un caballete o dorso pronunciado moderado o leve, o las situaciones descritas anteriormente. No es apta para aquellos que posean una punta nasal muy gruesa y la quieran afinar o para aquellos con un caballete demasiado pronunciado, para estas dos anteriores está más indicada la rinoplastia quirúrgica.

A través de este tratamiento estético se logra: mejorar la forma ganchuda, elevar la punta para obtener una nariz más respingona o rellenar ciertas zonas con el fin de obtener un resultado más armónico y equilibrado con respecto al resto del rostro.

Rinoplastia o Rinomodelación ¿En qué se diferencian?

RinoplastiaRinomodelación
Tratamiento de cirugía plástica o reconstructivaTratamiento de medicina estética o reconstructiva
Necesidad de pasar por quirófanoTratamiento ambulatorio en consultas
Anestesia local más sedación o anestesia generalAnestesia local
Modificación del esqueleto óseo o la puntaInyecciones de productos de relleno
Modifica el tamaño, forma y estructura interna de la narizCorrige pequeñas imperfecciones sin modificar su estructura
Postoperatorio dolorosoPostoperatorio indoloro
Indicada también para pacientes con problemas respiratoriosNo está indicada para pacientes con problemas respiratorios
Puede ser necesario llevar escayola o férulaNo es necesario llevar escayola o férula
Resultados permanentesResultados semi permanentes
Precio más elevadoPrecio más bajo

 

Es conveniente mencionar que aunque la rinomodelación no conlleva los riesgos propios de una cirugía como la rinoplastia, presenta ciertas contraindicaciones como: el posible rechazo al producto inyectado o provocar daños en los vasos sanguíneos. Por este motivo cualquiera de estos tratamientos deben ser SIEMPRE realizados por profesionales titulados que trabajen con productos de calidad, adecuados y seguros.

Aunque no todos los cambios requeridos por los pacientes se pueden obtener a través de la rinomodelación, lo cierto es que en muchos casos, las intervenciones de rinoplastia se pueden resolver mediante este tratamiento médico en consulta, evitando al paciente pasar por una intervención y los posibles riesgos que estas pudieran conllevar.

¿Qué le ha parecido nuestro post de rinoplastia o rinomodelación? ¿Con cuál se queda? Si tiene alguna duda sobre qué tratamiento elegir, póngase en contacto con nosotros y la Dra. Marta Payá le recomendará el tratamiento más adecuado a sus necesidades.